Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Español2015

934 D etrás de Rijeka nos mantenemos a la izquierda. Por la izquierda significa seguir la línea de la costa este poco poblada. La carretera de la costa con un asfalto de muy buen agarre nos conduce por Opatija y Lovran a La- bin. Las maravillosas vistas sobre el golfo del Carnaro nos impiden sucumbir completamente a la tentación de buscar la trazada ideal. Desde Labin atravesamos por carreteras minúsculas la península Crna Punta. Barcos de pescadores y yates particulares se mecen alegremente en el bonito puerto de Sveti Marina. Detrás de Ravni tomamos un desvió insignificante a derechas. De estrecho pasamos a súper estrecho, de súper estrecho pasamos al ancho justo para nuestras maletas Zega. Esta bandita de asfalto nos sube por un trazado salvajemente sinuoso con curvas de herradura al Brdo de 475 metros. La posibilidad de que alguien pueda venir de frente sim- plemente la descartamos. La recompensa de este acto de fe es una vista espectacular sobre las islas de Cres y Lošinj. Nuestros pulmones

Clasificador de páginas