Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Español2015

808 nante pasear por un supervolcán y poder admirar todos los géiseres y calderas de barro. En Yellowstone hay muchísimo que descubrir. Varios coches parados en mitad de la carretera es señal inequívoca de que se ha avistado algún animal salvaje o de que una fuente termal está lanzando chorros de agua. Se dice que toda Nortea- mérica sería enterrada por el magma de este supervolcán en caso de que entrase en erupción. Aunque en nuestro viaje hasta aquí no hemos visto osos, sí hemos logrado ver bisontes, muchos renos y ciervos canadien- ses, un par de alces y un lobo. El aullido de los coyotes nos acompaña por las noches y las ardillas rayadas comparten con noso- tros el desayuno. Aquí los colibríes vuelan a nuestro alrededor como lo hacen los

Clasificador de páginas