Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Español2015

521 en cualquier curva. La F650 GS sigue a esta pareja alegremen- te. Europa tiene tantos lugares increíbles, que a los pocos días de estar aquí estamos seguros de que no siempre es necesario ir al fin del mundo. Aunque en algunas de las carreteras nos parece que hemos llegado justo a ese fin. Kilómetros y kilómetros de curvas sobre un asfalto inmejorable en los que no nos cruzamos ni con un solo coche. Nuestra única compañía son pai- sajes escarpados y vistas impresi- onantes. Así que damos las gracias por habernos traído las mochilas de hidratación, ya que en ocasiones es verdaderamente difícil encontrar un bar o restaurante. Entre Otivar y Padul serpentea la SO-02 a lo largo del Parque Natural Sierras de Tejeda. A la izquierda nos acompaña un precipicio de varios cientos de metros sin quit- amiedos ni ningún tipo de protec- ción. Este espectacular páramo solo se ve interrumpido por túneles excavados en la roca y peñascos desprendidos. En 60 kilómetros solo encontramos una oportunidad para reponer fuerzas, de modo que hambrientos paramos en una casa de piedra natural para tomar unos bocadillos y un café con leche. Ante nuestra presencia, los habitantes del diseminado en el que hemos parado, y que contará con cinco casas como máximo, se reúnen en la taberna para vernos y admirar nuestras motos. En la carretera recta de la meseta recorremos atravesando bosques de pinos, en un entorno comple- tamente distinto al de la región costera, sin grandes esfuerzos los kilómetros que nos quedan hasta Güéjar Sierra. Allí plantamos nuestra tienda de campaña durante un par de días para descubrir Sierra Nevada y, naturalmente, visitar la Alhambra de Granada. Nos sentimos como en un cuento de las Mil y una noches al entrar en el último bastión de los califas. Disfrutamos de las vistas sobre el Albaicín, el casco antiguo de Granada. El refinado arte de las tallas de madera y de las piedras labradas realizadas durante la edad media por los constructores de este alcázar es realmente impre- sionante. Jardines con palmeras y pequeñas corrientes de agua

Clasificador de páginas