Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Español2015

ingenuamente, lo meta en su maleta de aluminio. No es de extrañar que este tristemente célebre fruto de olor inmundo esté estrictamente prohibido en todos los hoteles. El olor es tan penetrante y desagradab- le, que en caso de violar la prohibición de la tenencia de durian, hay que seguir pagando la habitación por otra semana, ya que ni siquiera se puede desear que el peor enemigo de uno se aloje en ella.

Clasificador de páginas