Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Español2015

1854 Y así fue, que el 30 de marzo del 2014 celebré el cuarto aniversario de mi viaje en el Stahlratte con vistas a Santiago de Cuba en com- pañía de tres moteros más. La ilusión de viajar durante dos meses con mi moto en Cuba era enorme. Con ayuda del capitán Ludwig, las cuestiones aduaneras se resolvieron de forma relativamente rápida. Ya podía comenzar mi aventura en Cuba y mi viaje a los años 50 y 60. Incluso en los pueblos más pequeños del entorno rural circulan todavía hoy más coches clásicos que «modernos» por las carreteras. La mayoría de los edificios son de estilo colonial y los pocos, que mantienen todavía un estado de conservación bueno, destilan el encanto de los años 50 y 60. Desgraciadamente hay que decir que el estado cada vez más ruinoso de los edificios viejos de La Habana

Clasificador de páginas