Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Español2015

1846 30 de marzo del 2010, me subo en mi moto preparada con todo el equipaje, me despido para los siguientes meses de lo que es mi hogar, la Selva Negra (Alemania), y me pongo en marcha camino a Australia. Por lo menos ese era el plan. 4 años más tarde, el 30 de marzo del 2014 estoy apoyado en la borda del velero Stahlratte (www.stahlratte. de) con Cuba al frente, ¡Santiago de Cuba! Esto no estaba previs- to así, y ni mucho menos planeado. Cuatro años, mucho tiempo. No hay nada más importante en el mundo por lo que los cambi- aría. En un principio calculé entre doce y dieciocho meses para alcanzar mi destino original, Australia. Resulta que los superé de largo. De todas formas ya hace algún tiempo que no plani- fico destinos. Se conduce más relajado, se vive el momento, y nunca hubiese acabado con la moto en Cuba. Pero, ¿cómo fue la historia? Algo que me han preguntado en numerosas ocasiones durante mi viaje. Bueno, tuve suerte. La suerte de encontrar las personas ade- cuadas en el lugar adecuado, y también la suerte de estar en el momento adecuado en el lugar adecuado. En Siria estuve unos tres meses antes de que comenzasen las revueltas y la guerra. Cuba,noestabaprevisto…

Clasificador de páginas