Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Español2015

Outdoor 1775 Pic.: TT-CZ Saco de dormir Extremo: A esta temperatura el saco de dormir sigue protegiendo de la helada. No obstante, hay riesgo de hi- potermia. Se presupone que una „mujer estándar“ en posición acurrucada puede aguantar la carga de frío durante 6 horas. Sin embargo la sensación de frío depende también de otros factores: humedad del aire, viento, sensación de frío individual, constitución corporal y física en general, alimentación, etc. Material exterior: Se emplea poliamida o poliéster. Es importante que el tejido sea ligero, sólido, impermeable al viento (incluso un poco impermeable contra la humedad exterior) y muy importante es que sea permeable al vapor de agua. Material interior: Muy ligero, sólido, dermatológico y permeable al vapor son las características que debe tener el material interior. ( En los sacos de plumas es importante además la densidad de las plumas). Poliamida y poliéster son los materiales más habituales. Estos tejidos absorben poco la humedad, secan muy rápi- damente y son resistentes a la descomposición, al contrario que el algodón. También absorben muy poco la suciedad y los olores por lo que no necesitan ser lavados con frecuencia y en consecuencia se desgastan menos y duran más. Material de relleno: Las plumas ofrecen un agradable „clima para dormir“ (por supuesto siempre subjetivo), dimensiones reducidas y poco peso en relación con la temperatura de confort; mientras que el relleno sintético juega sus triunfos cuando la humedad del aire es elevada. Cuando un saco de dormir se ha mojado (lo que según nuestra experiencia ocurre sobre todo al lavarlo y menos durante el uso) se seca más rápidamen- te si su relleno es de fibras sintéticas. Por el contrario un saco de dormir de plumas dura más siempre que sea tratado y sobre todo lavado correctamente.Las modernas fibras sintéticas tienen en común con las valiosas plumas de ganso el que se puede “combinar“ con muy poco material tanto aire como sea posible. También aquí el principio es muy simple:aire es mal conductor de calor. Así el aire calentado por el cuerpo se desprende muy despacio hacia el exterior, el cuerpo no se enfría y el durmien- te permanece caliente.

Clasificador de páginas