Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Español2015

1305 que estos „masai de plástico“ -como también se les llama en tono burlón- no es el grupo que buscamos. En Kimana cono- cemos a Juan, el español, y a su esposa Bella, una keniana perteneciente al pueblo de los Luo. Como maestra, enseñó en una escuela construida por Juan en tierra masai como ayuda para el desarrollo. Ella es la llave para llegar los masai, ya que, a través de sus contactos, nos facilita el acceso a una aldea cultural masai, en la cual se enseña y se vive la tradi- ción masai con los auspicios del Estado. Al cabo de ocho días de vivir entre el ganado y el estiércol de vaca, desarmamos nuestra tienda, ya que tenemos que regresar a Nairobi para preparar nuestra partida de Kenia tan pronto como sea posi- ble. Nuestras visas expiran pronto.

Clasificador de páginas