Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Español2015

1300 de canteras ilegales, cavan profundos surcos en la ruta durante la estación lluviosa, en su camino a Nairobi, ciudad donde la construcción celebra su auge; surcos que luego se llenarán de arena. En su camino hacia la cantera, unos masai nos cuentan que, si bien este transporte destruye ampliamente sus pas- tizales a causa del polvo, el trabajo que les proporciona como cargadores de arena les garantiza un ingreso modesto pero constante de 4 euros por camión. Ellos conducen sus rebaños a pastar ilegalmente en el Parque Nacional de Amboseli, a través de la frontera abierta, y huyen o se entierran en hoyos cuando aparecen los guardaparques. Con la presión de los neumáticos

Clasificador de páginas