Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Spanisch2014

861 no es motivo para que nos aflijamos ya que esa pequeña isla de nuestra pausa obligada nos endulzará hoy el día. De un viaje al Mediterráneo conozco una pequeña playa apartada con un alojamiento mono. También de la misma vuelta al Mediterráneo conozco a Dave en Turquía. En aquel momento él me recogió cuando el motor de arranque de mi ciclomotor se declaró en huelga temporalmente. Diana y yo queremos ahora recorrer el espléndido interior de la costa licia y visitarlo. Después de un día relajado en Cos continuamos igual de relajados al país de la media luna. El agua del Levante, inundada de sol, brilla a lo lejos a través de los pinares. Las viseras están abiertas. Aire caliente cae sobre los cascos, en las cazadoras abiertas. Es el momento de inhalar las vacaciones como si fuera una droga dulce. Si no fuera por esa preocupación ... En las carreteras turcas hay un límite de velocidad para las motos de unos miserab- les 70km/h mientras que el resto puede ir a 90. Un clavo de ataúd para un conductor de largas distancias sobre dos ruedas. Hace dos años ya me multaron cuando iba con un amigo. En casi 400 euros se redujo nuestro fondo para las vacaciones porque íbamos a 90 como todos los demás. Al final nos salvó la oración de la noche ya que los policías querían perdérsela menos que el dinero de nuestra multa. Por eso hoy, con la advertencia de aquel momento aún presente, dejo el acelerador a 70km/h exactos. Es solo una cuestión de nervios, intento persuadirme a mí mismo. Son sólo 400 kilómetros hasta donde Dave. 400 kilómetros ... Enmarcada por un pesado telón de montañas, sobre el suelo del valle hay desenrollada una moqueta dorada de cereales. Unos pocos peñones ásperos interrumpen la moqueta. Como por encima del borde de un cráter nos colgamos de las serpentinas hacia abajo. En algún

Clasificador de páginas