Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Spanisch2014

654 Sin embargo, lo más interesante de la meseta son sus bordes, ya que de ellos descienden pequeños caminos hacia el valle, caminos de calidad alpina, a menudo accidentados y escasas veces más anchos que una to- alla, pero siempre bendecidos con un fino conjunto de curvas y virajes. Es el terreno ideal para nuestras sencillas. Aquí no cuenta la potencia sino la agilidad, acelerar, recorridos de muelle largos y poco peso. La gruesa Ténéré es casi demasiado lenta. En cambio, para la Terra no es nunca lo suficientemente difícil. Es digno de consideración como los técnicos italianos han dado vida a este motor BMW de 650 que es más bien flemático. 59 PS, 180 kilos, una transmisión corta y un comporta- miento en marcha extremadamente ágil, aderezada con una pizca de genes de súper-moto y embalada con el taje de una robusta Enduro sin florituras. Las Cevenas son el terreno ideal para la Terra. Y por eso nos quedamos otro rato aquí, nos olvidamos del vago plan de ir al Mediterráneo. Allí seguramente hará demasiado calor y habrá demasiada gente. Preferimos olvidarnos del tiempo, dejamos que pase y echamos humo a diestra y siniestra por las montañas, descubrimos pasos de calidad alpina, de los que nunca antes habíamos escuchado, y pueblos oscuros cuyo desarrollo parece haberse detenido en el Me- dioevo. Y cabeceamos por pequeñas carreteras casi sin tráfico que no rara vez se encuentran en estado de renaturación y son la guinda de la experiencia de las Cevenas. Llama la atención que en las Cevenas solo hay motociclistas franceses. Es evidente que el resto no puede resistir- se a la tentación del Mediterráneo y acelera en la Autoroute du Soleil pasando de largo por las montañas, lo que nos conviene mucho pues así las Cevenas siguen siendo lo que son: una región ideal para el primer viaje en moto del año.

Clasificador de páginas