Please activate JavaScript!
Please install Adobe Flash Player, click here for download

Spanisch2014

652 La pequeña carretera que escala, desde Florac, el muro de 500 metros atrae ya solo por la advertencia en el mapa: Parcours difficile et dangereux. Una docena de vi- rajes estrechos, un débil murito que se supone debe proteger de una caída al despeñadero y una pendiente considerable que exige bastante presión de la cámara de máquinas – para nuestras monocilíndricas es una diversión, para el chófer de la autocaravana holandesa que se atascó en un viraje es una pesadilla. Arriba nos espera otro mundo. Cumbres suaves se tornan hacia el horizonte cubiertas de hierba robusta de color verde grisáceo, arbustos bajos y campos áridos. Esto no tiene pinta alguna de ser el sur de Francia sino más bien una estepa mongola o subártica. Justamente encima de nuestras cabezas, hacia el este, cuelgan nubes negras. Una tierra acre y hostil para la vida de la que el cálido sur pa- rece estar a años luz. Aquí arriba, en una superficie de 350 kilómetros cuadrados, viven escasamente 500 personas. La densidad poblacional de Islan- dia es del doble.

Clasificador de páginas